Historia de Parroquia Nuestra Señora de Lourdes

En la década de 1950 la población Católica de Cantón Calle Real, una población de alrededor de 2000 personas construyo una capilla en la vieja Carretera Troncal del Norte, dedicada a Nuestra Señora de Lourdes la Capilla y su Comunidad pertenecía a la Parroquia Santiago Aculhuaca junto con 6 otras comunidades locales, en la década de 1970 y a principios de 1980 esta comunidad estuvo servido por un sacerdote de Maryknoll el Padre Paul Somners.

El cantón Calle Real, está situado en un plano en medio de dos ríos, el Tomayate y el Acelhuate, el terreno es quebrado con muchos barrancos cruzando los cerros hasta los dos ríos.

 Fachada Parroquia Nuestra Señora de Lourdes en calle real, Ciudad Delgado.

 

Durante la administración pastoral de Monseñor Luis Chávez y González, los campesinos de Calle Real formaron cooperativas de insumos agrícolas como una forma a colaborar entre ellos, reducir sus costos y aumentar sus logros. Este proyecto de organización y desarrollo fue dirigido por la Arquidiócesis de San Salvador en la nueva secretaria social, lastimosamente muchos de los organizadores y activistas en el movimiento cooperativo eran perseguidos por el gobierno y los escuadrones de la muerte sufriendo consecuencias de sus acciones, cuatro grupos de laicos comprometidos surgió como los líderes en la comunidad. Entre ellos estaba la guardia al santísimo, el grupo juvenil, los catequistas, y los delegados de la palabra de Dios.

En 1980 el padre Somners salió de El Salvador junto a todos los misioneros Mariknoll como consecuencia de la represión contra esta congregación misionera, pero los cuatro grupos mencionados han seguido anunciando el reino de Dios. El 23 de marzo de 1980 monseñor óscar Arnulfo Romero se presentó en Calle Real para celebrar la confirmación de 24 jóvenes, esta misa de 23 de marzo fue la última misa celebrada y cumplida de Monseñor Romero. El próximo día el 24 de marzo el entrego su vida como mártir de El Salvador.

Los laicos comprometidos han seguido en sus labores pastorales buscando cada fin de semana sacerdotes para presidir la Santa Eucaristía, la lista de sacerdotes quienes han respondido a esta pobre comunidad en su búsqueda incluye, Monseñor Esteban Alliet, Padre Antonio vega, los Padres Jesuitas: Segundo Montes, Martin Varo, Ignacio Ellacuría y John Sobrino, podemos decir que la falta de un sacerdote regular en el eje de esta comunidad católica tenía cierta ventaja, el más obvio es que la comunidad católica tomó responsabilidad de la defensa de justicia, la predicación de Monseñor Romero y el acompañamiento de los Padres Jesuitas plantó la semilla de pastoral conjunto, una tradición que siempre promovemos y guardamos como parte de la mística esencial de nuestra comunidad parroquial.

 Construcción de la parroquia 1

En el año 1985 las hermanas pasionistas solicitaron a Monseñor Rivera y Damas permiso para acompañar nuestras comunidades en medio de esta lucha el primer grupo fundadoras de las Hermanas Pasionistas inició su labor pastoral en 1985 y ha seguido hasta 1993, siempre mantenemos en nuestros corazones un espacio de cariño y respeto por las Hermanas Pasionistas son mujeres que anuncian el reino y ponen sus manos en la tierra para realizarlo.

En el año 1980 en el inicio del conflicto las fuerzas armadas de El Salvador junto con escuadrones de la muerte del sector norte de Chalatenango masacraron cientos de campesinos tratando de cruzar el Rio Sumpul, un día después llegó el carmelita Padre Pedro Hinde como parte de la delegación de extranjeros investigando las violaciones de derechos humanos y luchando para cesar el apoyo del gobierno de los EE.UU. para los militares salvadoreños, el P. Pedro dedicó los próximos 20 años de su vida a la promoción de paz en El Salvador.

Uno de los métodos ocupados por el P. Pedro incluye acompañamiento de grupos eclesiales de los EE.UU. y Europa para visitar la iglesia católica en las parroquias de las comunidades de iglesia de base para levantar la conciencia en EE.UU. y Europa de las tragedias sufridas por las comunidades. En el año 1986 el padre dirigió un grupo de carmelitas de los EE.UU. en una delegación de solidaridad y paz, el repite esta política por los próximos 5 años en una fuerza para unir la lucha del pueblo salvadoreño.

El resultado es que el padre David Blanchard visito El Salvador y Calle Real en el año 1987, el buscó posada en la comunidad de desplazados, comunidad Dolores Medina, dentro de la Parroquia de Calle Real, durante 5 años el padre David ha servido como asistente al Párroco de este lugar el monseñor Ricardo Urioste bajo la dirección y liderazgo de las hermanas pasionistas.

Con los acuerdos de la paz en 1992 en el trascurso de tres días de fuerte análisis y reflexión los líderes comunales y líderes pastorales, se reunieron para presentar un nuevo plan pastoral al Arzobispo de San Salvador Monseñor Arturo Rivera y Damas por la presencia de carmelitas en la Parroquia hemos decidido organizarnos para implementar el plan pastoral de la Arquidiócesis con 4 enfoques:

  • Una opción para los pobres.
  • Una opción para la mujer.
  • Un compromiso a pastoral conjunto.
  • La introducción del carisma carmelita en todas las actividades que realizamos.

 Construcción de la parroquia 2

En el centro de nuestra organización se encuentra el Párroco con sus cinco vicarios, los vicarios coordinan áreas pastorales distintas:

  • Pastoral de Evangelización Primaria toma responsabilidad por la preparación de bautismo de niños y adultos la primera reconciliación y comunión y la formación de jóvenes para la confirmación.
  • La coordinadora de pastoral integral es responsable por la coordinación parroquial con pastoral familiar, renovación carismática, pastoral litúrgica, música sagrada, los ministros de comunión extraordinaria.
  • El coordinador de pastoral social es responsable por la pastoral de salud, la pastoral de alimentación y nutrición, pastoral de paz y justicia, y las fuerzas de desarrollo humano parroquial que incluye rincones de cuentos, talleres vocacionales, computación.
  • La coordinadora de formación permanente es responsable de administrar el programa de la escuela bíblica que tiene una proyección de 9 años para facilitar el conocimiento de la santa escritura del punto de vista de las enseñanzas de la iglesia católica.